JAPóN

Shinya:

"El mayor cambio ha sido perder mi casa"